valiente ocurrencia

Yo es cobarde y plano. Casi Yo es mucho más valiente y de vez en cuando se rasca la coronilla. Bienvenidos a las ocurrencias de Casi Yo.

Nombre:

miércoles, agosto 17, 2011

Cuplé del pobre señor

Él era un magnate
de la comunicación,
él tenía seis barcos,
veinte coches y un avión,
él tenía un piano
Stenway & Sons en el salón,
y tenía un problema
que afligía su corazón:

Que no podía, que no sabía
jugar al juego
más sencillo y primordial.

Él se codeaba
con la alta sociedad,
él tenía un palco
con su nombre en el Real,
él tenía audiencia
mensual con Su Santidad,
pero no encontraba
remedio para su mal:

Que no podía, que no sabía
jugar al juego
más sencillo y primordial.

Él era elegante
y vestía como un señor,
él siempre comía
de lo bueno lo mejor,
era generoso como
el buen Rey Melchor,
más para él la vida
transcurría sin color.

Pues no podía, pues no sabía
jugar al juego
más sencillo y primordial.

Pero una mañana
paseando por su mansión,
vio a un jardinero
mordiendo un melocotón,
y sintió en su alma
toda una revelación,
y por vez primera
supo lo que es la pasión:

Y ya podía, y ya quería
jugar al juego
más sencillo y primordial.


|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


anuncios evisos contador de visitas
contador de visitas