valiente ocurrencia

Yo es cobarde y plano. Casi Yo es mucho más valiente y de vez en cuando se rasca la coronilla. Bienvenidos a las ocurrencias de Casi Yo.

Nombre:

martes, enero 25, 2011

A ti, que me destruyes

No te veo, demonio,
pero te siento.

Sé que vives ahí,
en mi frente,
y que de vez en cuando
necesitas hacerte notar,
y que lo haces
de la peor manera posible,
pateando y apuñalando
la blandura de mis sesos.

Mientras estás ahí,
pega que te pega,
raja que te raja,
yo soy más demonio que tú.

En esos días
nadie me entiende,
ni siquiera yo.
Nadie me quiere
porque soy
como un regimiento
de gorilas a caballo,
drogados y armados
con hachas de guerra.

También me tienen lástima
porque soy como un tropel
de huérfanos con los pañales cagados.

En esos días, demonio,
me tocas tanto los cojones
que si tuviera huevos
me mataría,
o al menos me arrancaría el ojo,
y enviaría a mis dedos en tu búsqueda,
con el encargo terrible de asesinarte.

Te odio, demonio mío,
aunque sé que tú me quieres:
siempre estás ahí para decirme
cuándo hay que salir corriendo.

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


anuncios evisos contador de visitas
contador de visitas