valiente ocurrencia

Yo es cobarde y plano. Casi Yo es mucho más valiente y de vez en cuando se rasca la coronilla. Bienvenidos a las ocurrencias de Casi Yo.

Nombre:

lunes, enero 03, 2011

Sublime asfixia

Dos de enero de dos mil once.


Si se alinean quince planetas

puede que alguien lea estos versos

dentro de un siglo o dos.


Maravillaos, habitantes del futuro:

hasta hoy se podía fumar en los bares.


Por si ha desaparecido esa costumbre,

os diré que fumar consiste

en llevarse a los labios un cilindro de papel

relleno con una yerba

que los indios nos dieron en venganza

por haberlos conquistado,

y en aplicar una llama al otro extremo del cilindro,

y en chupar del mismo

repetidas veces, llenándote los pulmones

de humo ardiente y fragante.


¿Absurdo?

Sí. Y malsano. Y molesto.


Pero yo comprendo a los fumadores,

porque son adictos a una sensación de asfixia,

a una presión en el pecho, a un dolor corazón

que solo se siente en los grandes momentos de la vida,

cuando el amor, la belleza o la congoja lo llenan todo.


Hasta hoy,

esa experiencia byroniana

podía ser vivida en los bares,

que son unos locales donde el ser humano

acude para degradar su cuerpo

y liberar su alma.


Ahora los bares son menos bares.


Pronto prohibirán en su interior

el consumo de alcohol

y el acercamiento al prójimo

con intenciones eróticas.


Pronto tendrá que buscar el hombre

un nuevo escenario

para el suicidio colectivo.

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


anuncios evisos contador de visitas
contador de visitas