valiente ocurrencia

Yo es cobarde y plano. Casi Yo es mucho más valiente y de vez en cuando se rasca la coronilla. Bienvenidos a las ocurrencias de Casi Yo.

Nombre:

jueves, diciembre 27, 2012

La clase dominante


Hay que ver lo que a mí me gustaba
ir a votarte cada cuatro años
y pensar que era yo quien mandaba
cuando te colocaba en tu escaño.

Yo creía que eras mi representante,
y el Congreso mi templo dorado,
y resulta que ahora salgo esposado
si se me ocurre sentarme delante.

Con mi voto te has vuelto un tirano.
Ya sé por qué te llaman
la clase dominante.

Hay que ver lo que a mí me gustaba
madrugar para ir a tu empresa
y pensar que también me lucraba
cuando hacía crecer tu riqueza.

Mi trabajo mantenía mi dignidad,
mi techo, mis cañas, mi alimento
y cuando llega la hora de la verdad
importo menos yo que el dividendo.

Con mi esfuerzo has cavado mi tumba.
Ya sé por qué te llaman
la clase dominante.

Hay que ver lo que a mí me gustaba
consumir tus productos vorazmente
y creer que el dinero que gastaba
llegaba de algún modo a la gente.

Ahora veo que el IVA que he pagado
es un aperitivo para Europa
y que han sido niños mal alimentados
los que en Asia han cosido mi ropa.

Con mi VISA has pagado mis cadenas.
Ya sé por qué te llaman
la clase dominante.

Hay que ver lo contento que yo estaba
el día en que me diste la hipoteca
al pensar que cuando la cancelara
alguien me daría duros por pesetas.

Ahora que no tengo ni un centavo
la ley conmigo es intolerante,
deshauciado y con diez años por delante
un día me tiraré desde el octavo.

Con mi firma has dictado mi condena.
Ya sé por qué te llaman
la clase dominante.

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


anuncios evisos contador de visitas
contador de visitas